¡Crea un rostro radiante!

Después de unificar el tono de piel y disimular las imperfecciones, el colorete te ayudará a dar un aspecto radiante sobre un rostro impecable.  

Paso 1: Cuidar y preparar

Limpiar e hidratar tu piel resulta fundamental para obtener unos buenos resultados con el maquillaje. Una vez cumplidos estos dos requisitos, aplica la Pre-Base de Maquillaje Mary Kay® con FPS 15 Protección Media que ayuda a reducir la apariencia de las imperfecciones y finas líneas de expresión, así como a prolongar la duración de la base de maquillaje.

“Necesitas un buen lienzo y necesitas preparar ese lienzo. No puedes esperar un resultado impactante sin preparar tu piel. El maquillaje no es mágico.” Charlie Green, Maquilladora Profesional Internacional de Mary Kay

Paso 2: Base de maquillaje

A continuación, unifica el tono de la piel con la base de maquillaje. Encuentra aquí la fórmula perfecta para ti.

Paso 3: Corrector Undereye Mary Kay® y Corrector Perfecting Concealer®

Neutraliza las sombras oscuras e ilumina la zona de debajo del ojo con el Corrector Undereye de Mary Kay® y corrige pequeñas imperfecciones con el Corrector Perfecting Concealer. Sigue estos dos pasos.

Paso 4:  Productos de acabado

Fija el maquillaje con polvos y añade naturalidad con el colorete. No todos los pasos son necesarios para lograr un maquillaje fabuloso, pero si los llevas a cabo conseguirás el mejor acabado posible y garantizarás la máxima duración

Paso 5:  Polvos bronceadores e iluminadores

Ya tienes un rostro sin imperfecciones, pero aún puedes perfilar tu rostro para destacar tus mejores rasgos. Consigue un rostro radiante con un toque de sol gracias a los Polvos Bronceadores Minerales Mary Kay® o aporta luminosidad con los Polvos Iluminadores Minerales Mary Kay®. ¡Descubre aquí cómo!

Productos relacionados