Sobre mí:

Soy una persona con una actitud tremendamente positiva porque entiendo que a la vida hay que ponerle una sonrisa cada día. También soy muy determinada, disciplinada, una persona a la que le encantan los retos; y además creo que poseo humildad suficiente para saber que siempre me queda mucho por aprender y que me debo dejar guiar por quien ya conoce el camino.

¿A qué te dedicabas antes de empezar tu negocio Mary Kay?

Trabajaba como administrativa en una empresa de construcción.

"Sin duda, es la decisión más acertada que he tomado."

¿Por qué te decidiste a convertirte en Consultora de Belleza Independiente?  

Sentía que no tenía el control sobre mi día a día y decidí que era el momento de comenzar a ser dueña de mi propia vida. Además, Mary Kay me brindaba la posibilidad de conseguir la calidad de vida que siempre había soñado para los míos y para mí misma. Sin duda, es la decisión más acertada que he tomado.

¿Cómo te ha cambiado la oportunidad Mary Kay?  

Sería más breve responder en qué no me ha cambiado porque Mary Kay me ha permitido crecer a todos los niveles.      

A nivel personal, puedo decir que soy una persona más paciente y más responsable; he aprendido a ayudar (pero de corazón) a las personas, a compartir, a perdonar, a agradecer. He aprendido también a valorar todo lo que tengo, a apreciar el pasado pero viviendo el presente para construir un gran futuro; soy una persona más sensible, con más fe, una mujer que cada día cree y confía más, no sólo en mí, sino también en los demás. En definitiva, estoy trabajando para ser cada día mejor persona.      

A nivel profesional, me he convertido en ejecutiva de una de las mejores compañías del mundo (sino la mejor) y he desarrollado mis cualidades como comunicadora. También he crecido en liderazgo y en la capacidad de desarrollar líderes. Hoy soy una persona más organizada, más “smart”, gestiono mucho mejor mi tiempo, he aprendido a resolver y a gestionar conflictos, también he aprendido a desarrollar las capacidades de las personas y a motivarlas…    

Y a nivel económico podría resumirlo en que mi familia y yo tenemos una calidad de vida increíble.




¿Cuáles son tus productos Mary Kay favoritos?

El Set Milagroso, el Set de Microdermoabrasión y el Desmaquillador de Ojos Líquido.

¿Cuál es tu mejor recuerdo en Mary Kay?

No hace mucho tuve la ocasión de conocer a Anne Newbury con quien tuve la inmensa suerte de hablar un buen rato. Ella es la persona que más alto ha llegado en la historia de Mary Kay y además es una bellísima persona. Sin duda, es mi ejemplo a seguir. En nuestra conversación, me desveló los secretos de su éxito y, mientras lo hacía, yo sólo podía pensar en las Empresarias y Consultoras de Belleza de mi Área, y en cómo podía trasladarles yo aquellas palabras que escondían tanta sabiduría para que ellas también pudieran alcanzar sus sueños. En ese ratito, se puede decir que lo tenía todo (profesionalmente hablando): tenía a la grandísima Anne Newbury delante de mí y a mi excelente equipo en la cabeza. Por ese motivo, jamás lo olvidaré.