Polvos Bronceadores Mary Kay®

8,6 g

18,50

(Luminoso)

  • Luminoso
Ver nombres de colores
Añadir a la cesta

Perfectos para perfilar el rostro o para presumir de un piel radiante, como recién llegada de la playa en cualquier momento.

  • Proporciona un look natural, como bronceado por el sol.
  • Aporta calidez a cualquier tono de piel.
  • Su acabado final luminoso es modulable, fácil de aplicar y no seca la piel.
  • Controla los brillos y no se asienta sobre las finas líneas de expresión, arrugas o poros.

NOTA: El tono puede diferir del original al mostrarlo en medios electrónicos.

Todos los precios de venta son sugeridos (IVA incluido).

También te gustará

Consigue los productos sugeridos por

18,50

Añade todos los productos sugeridos a la cesta
  • Información general
  • Consejos de aplicación
  • Cómo funciona

Polvos Bronceadores Mary Kay®

La sedosa y suave textura de los Polvos Bronceadores Mary Kay® proporcionan un tono natural, como bronceado por el sol durante todo el año. Aporta calidez a cualquier tono de piel, dejando un aspecto radiante y saludable. Gracias a su fórmula de fácil aplicación y cobertura modulable, podrás crear el look bronceado que deseas a la vez que controlas los brillos. Su fórmula ligera aporta una larga duración. Han sido dermatológicamente testados contra irritaciones de la piel y alergias, son no comedogénicos, adecuados para pieles sensibles y son libres de aceites y fragancias. Además, encaja en todos los Estuches Compactos Mary Kay®. 

Consejos de aplicación

Utiliza la Brocha para Base en Polvo Mineral Mary Kay® para una aplicación profesional en todo el rostro, para perfilar o para añadir un "toque de sol".
“Para conseguir una piel radiante,aplica polvos bronceadores dibujando la forma de un número 3 en ambos lados del rostro: sigue la línea del cabello, continúa por debajo de los pómulos y termina siguiendo la línea de la mandíbula.” Diana Carreiro, Maquilladora Profesional Internacional de Mary Kay

Cómo funciona

Fórmula renovada

Los Polvos Bronceadores Mary Kay® han sido formulados con una textura ligera para conseguir que la piel tenga un aspecto más suave y uniforme. Ni muy brillante ni muy mate. Tienen la pigmentación perfecta para aportar un acabado final luminoso. Son fáciles de aplicar y se distribuyen uniformemente.