• Los 6 Consejos Fundamentales para el Bienestar Total
  • Vitamina C = Un Súper Antioxidante
  • Protección Solar

LOS 6 CONSEJOS FUNDAMENTALES PARA EL BIENESTAR TOTAL

  • Cuidado de la piel. Una de las maneras más sencillas de verse mejor es manteniendo nuestra piel sana y resplandeciente.
  • Hidratación y alimentación adecuada. Beber agua nos ayuda a mantener la piel suave e hidratada, lo que puede reducir la apariencia de las finas arrugas y líneas de expresión. Además, también es muy importante seguir una dieta equilibrada, que incluya gran cantidad de frutas y verduras frescas. Estos alimentos contienen antioxidantes naturales que son beneficiosos para tu piel así como para tu salud en general.
  • Ejercicio físico. Hacer ejercicio físico regularmente mejora la presión sanguínea, proporcionando a tu piel un brillo saludable. El ejercicio también puede ayudar a reducir las hormonas relacionadas con el estrés que podrían estar relacionadas con los brotes de acné. Pruebas indirectas muestran que al hacer ejercicio disminuye el nivel de estrés. Una reducción del estrés tiende a regular la glándula suprarrenal. Se reduce así la producción de hormonas, lo que ayuda a controlar el acné. El ejercicio físico regular también aumenta la sudoración, lo que puede desobstruir los poros proporcionando un efecto positivo contra los brotes de acné.
  • Pasar tiempo con los amigos. Relajarse, reír, compartir; todo esto proporciona efectos muy positivos en nuestro cuerpo y mente.
  • Aliviar el estrés. Una forma de aliviar el estrés es recibir masajes de forma regular. Los masajes inducen a la relajación e incrementan la circulación sanguínea. También eliminan las células muertas de la piel, lo que activa la renovación celular. El resultado es un piel más sana y con mejor aspecto.
  • Un descanso adecuado. ¡Parece que nunca tenemos suficiente! El descanso es fundamental para mantener nuestro metabolismo, pero también para la salud de la piel. Por ejemplo, dormir relaja los músculos faciales, lo que ayuda a suavizar las arrugas y finas líneas de expresión. Además, la falta de sueño puede alterar el tono de los vasos sanguíneos, contribuyendo a la aparición de la hinchazón y las bolsas bajo los ojos.

VITAMINA C = UN SÚPER ANTIOXIDANTE

SÍ, LOS DAÑOS EN LA PIEL OCURREN

Diariamente, tu piel está expuesta a muchas agresiones. El estrés oxidativo es causado por los radicales libres que son moléculas inestables producidas en nuestras células debido al propio proceso metabólico. Pero el exceso de radicales libres también puede originarse por la exposición ambiental al ozono, el humo de tabaco y la luz solar. Este continuo ataque de los radicales libres provoca daños acumulados en la piel. El resultado es que la barrera de la piel constituida por el colágeno y la elastina puede verse afectada.

Definitivamente esto no es lo que queremos porque el colágeno desempeña un papel básico, reforzando y protegiendo la piel, mientras que la elastina la ayuda a recuperarse después de contraerse, lo que sucede miles de veces al día con cada uno de los gestos que realizamos. Con el paso del tiempo, las células se dividen más lentamente, y la barrera de colágeno y elastina comienza a debilitarse, lo que junto al daño acumulado contribuye a la aparición de las indeseadas arrugas y de la flacidez.

VITAMINA C AL RESCATE

Uno de los mejores antioxidantes para inhibir directamente el daño de los radicales libres es la vitamina C, también conocida como ácido L-ascórbico. Con el paso de los años, las personas han perdido la habilidad para sintetizar naturalmente la vitamina C, por lo que tenemos que obtener esta importante vitamina a través de nuestra dieta. La vitamina C es muy importante para la piel, ya que elimina directamente los radicales libres, ayuda a la síntesis del colágeno y defiende la barrera que proporciona a la piel su definición y firmeza. Según los dermatólogos, la vitamina C desempeña un papel fundamental colaborando en la producción de colágeno para la piel. Ya que el cuerpo no puede producirla por sí mismo, resulta beneficioso aplicarla tópicamente para que la piel obtenga un suministro continuo.

PROTECCIÓN SOLAR

Durante los últimos 31 años, ha habido más casos de cáncer de piel que de todos los demás tipos de cáncer juntos. Afortunadamente se trata de un cáncer que es fácil de prevenir. Estudios científicos han determinado que el uso diario de pantallas solares puede reducir las posibilidades de desarrollar algunas de las tipologías de cáncer de piel.*

Además, hasta un 90% de los daños visibles de la piel comúnmente atribuidos a la edad, son en realidad causados por el sol.*

Lo ideal es elegir una pantalla solar que:

  • Proteja de los rayos solares dañinos.La luz del sol contiene rayos ultravioleta A y B que son dañinos. Los rayos UVB se asocian típicamente con las quemaduras solares; los rayos UVA penetran más profundamente y pueden provocar envejecimiento de la piel prematuro, arrugas y manchas. Ambos tipos de rayos solares dañan la piel y pueden causar cáncer, y su efecto se produce también en los días nublados y de invierno. Las pantallas solares absorben, reflejan o dispersan la luz ultravioleta para proteger la piel. Hay dos tipos de pantallas solares, físicas y químicas:Las pantallas solares físicas reflejan o dispersan la luz ultravioleta antes de que penetre en la piel. Las pantallas solares químicas absorben los rayos ultravioleta antes de que causen daños.
  • Proporcione protección solar de amplio espectro (FPS 15 o superior). Un FPS 15 filtra el 93% de los rayos que causan quemaduras solares; y un FPS 30 filtra el 97%. Las pantallas solares de amplio espectro protegen frente a los daños producidos tanto por los rayos UVB como por los rayos UVA. 
  • Sea fácil de aplicar. Asegúrate de aplicar la pantalla solar abundantemente en todas las zonas expuestas al sol, poniendo especial atención en rostro, orejas, cuello, manos y brazos. Las pantallas solares deben volver a aplicarse frecuentemente: al menos cada dos horas o bien después de nadar, sudar o secarte con una toalla. 
Otras formas de protegerte de los rayos dañinos son permanecer a la sombra y usar elementos protectores como sombreros y gafas de sol.

*www.cancer.org
Learn how to choose the best sunscreen.